icon icon
Ir a contenido

Why You Should Travel With Your Family

Por qué deberías viajar con tu familia

Hay muchos beneficios al viajar con tu familia. Puede ser una gran experiencia de unión al compartir nuevas experiencias y crear recuerdos. También puede ser una gran oportunidad para aprender juntos sobre diferentes culturas y estilos de vida.

La familia significa cosas diferentes para diferentes personas en diferentes momentos de sus vidas. Tal vez su familia esté formada por su pareja y sus hijos, o por sus padres ancianos o por sus hermanos que han estado con usted en todo momento.

No importa a quién consideres tu familia, viajar con ellos puede ser una experiencia gratificante.

¡Aquí están todas las razones por las que necesitas salir y explorar el mundo con las personas que más amas!

Viajes familiares con niños

Una mamá y un papá tomados de la mano en secreto detrás de sus hijos.

Viajar con niños puede resultar intimidante, especialmente para los padres que se embarcan en ese viaje por primera vez. ¡Pero al final vale la pena!

Si sus hijos son pequeños, es probable que avance más lentamente en sus viajes, lo que le dará la oportunidad de disfrutar aún más de su destino sin tiempo para aburrirse.

Dicho esto, hay algunas cosas que debes tener en cuenta cuando viajas con tu familia y tus hijos.

En primer lugar, ¡asegúrese siempre de tener suficientes bocadillos y bebidas a mano! Los niños tienden a ponerse de mal humor cuando tienen hambre, por lo que es importante asegurarse de que siempre estén bien alimentados.

En segundo lugar, prepárate para mucho ruido y ten paciencia. Los niños serán niños y probablemente tendrán mucha energía.

¡Solo recuerda que ellos solo intentan divertirse y disfrutar el viaje también! Si tiene estas cosas en mente, probablemente se lo pasará genial viajando con sus hijos y creando recuerdos que atesorará por el resto de sus días.

Beneficios de viajar con tus hijos

Niños corriendo hacia una fuente

1. Es una experiencia de unión para toda la familia.

Puede resultar agotador, pero ver cómo se iluminan las caras de sus hijos mientras experimentan cosas nuevas no tiene precio.

Es una excelente manera de pasar tiempo de calidad juntos y promover valores familiares como la unión, la cooperación y la paciencia mientras recopilan nuevos recuerdos para recordar en las próximas décadas.

¡Algún día, estas serán las historias que sus hijos les contarán a sus propios hijos y nietos!

2. Les ayuda a aprender más sobre el mundo y crecer con una perspectiva más amplia.

Todo el mundo sabe que los niños se parecen mucho a las esponjas: ¡lo absorben todo!

Cuanto antes estén expuestos a lugares y culturas desconocidos en todo el mundo, más probabilidades tendrán de ver el mundo con una mente abierta a medida que crecen.

Viajar con su familia expone a los niños a nuevas culturas y costumbres, y les ayuda a desarrollar un respeto por los demás que los guiará a través de amistades y relaciones por el resto de sus vidas.

3. Les muestra cómo apreciar la naturaleza y las maravillas naturales.

En la era actual de transmisión de televisión y tiempo frente a la pantalla, puede ser difícil convencer a los niños de salir y ver la belleza natural que los rodea.

Ya sea que lleve a su equipo a un parque nacional o camine por un sendero en la ciudad que está visitando, sus hijos estarán expuestos a nuevos paisajes y especies que no ven en casa.

¡Hay algo especial en ver las maravillas del mundo mientras viajas con tu familia!

4. Les enseña a ser más independientes y responsables.

Viajar es una oportunidad perfecta para enseñar a los niños a ser responsables de sí mismos y ganar independencia.

Puedes cultivar esto permitiéndoles participar en la planificación del viaje, permitiéndoles hacer sus propias maletas y administrar sus propias pertenencias, o incluso animándolos a seguir su propio minipresupuesto.

Estas habilidades para la vida se trasladan a cada parte de su vida cotidiana.

5. Les ayuda a desarrollar nuevas habilidades y estrategias de resolución de problemas.

¡Esto es cierto para los adultos, por lo que es doblemente cierto para los niños!

Cuando viaja con su familia, todos salen de su zona de confort colectiva y se abren a nuevas experiencias.

Para los niños pequeños, esto puede abrir la puerta a nuevas habilidades y pasatiempos que los acompañarán toda la vida.

Tal vez esté visitando Europa y un museo de arte inspire a su hijo a intentar esculpir. Un día, cuando mires sus piezas terminadas en una galería en casa, ¡recordarás el momento que provocó todo!

Beneficios de viajar con tus padres

Gente sentada en sillas mirando por una ventana

Viajar con tus padres tiene muchos beneficios, para ti y para ellos. Así que, si tienes la oportunidad de viajar con tus padres, ¡aprovéchala! Será una gran experiencia para ambos.

Esto es lo que necesitas saber antes de viajar con tus padres.

Primero, asegúrese de elegir un destino que sea apropiado para su edad y fácil de navegar. Puede que no sean tan ágiles como los recuerdas en tu adolescencia. No querrás terminar en un lugar donde tus padres no puedan seguirte el ritmo.

En segundo lugar, es importante tener expectativas realistas. Este no será un viaje sin preocupaciones en el que podrás hacer lo que quieras. Tendrá que ser paciente y comprensivo.

Asegúrese de solicitar el alojamiento necesario en el aeropuerto o en el hotel con antelación para garantizar que el viaje transcurra lo mejor posible.

Y por último, ¡recuerda divertirte! Este es un momento para que se conozcan como adultos y aprecien a las personas en las que se han convertido a lo largo de las décadas.

1. Les ayuda a mantenerse activos.

Si te mantienes activo y comprometido mientras exploras el mundo, tus padres actuarán y se sentirán más jóvenes por más tiempo.

Viajar les ayuda a mantenerse física y mentalmente activos. Planificar itinerarios de viaje, explorar ciudades desconocidas, conocer gente nueva y aprender nuevos idiomas puede fortalecer el cerebro y mantenerlo activo y comprometido.

La actividad física reduce las tasas de enfermedades cardíacas, diabetes, accidentes cerebrovasculares y cánceres, y mejora la función cognitiva en personas de cualquier edad.

Esto no significa que debas planificar actividades extenuantes mientras viajas con la familia: ¡solo recorrer una nueva ciudad puede ser más que suficiente!

2. Pueden socializar con gente nueva.

El compañerismo que sentimos con nuestros compañeros de viaje no tiene límite de edad. Cuando viajes con tus padres, no te ofendas si quieren pasar una tarde con nuevos amigos que conocieron en el camino.

¡Conocer gente nueva les ayuda a salir de su zona de confort y les abre la puerta a amistades que apreciarán por el resto de sus vidas!

3. Se conocen mejor que nunca.

A medida que crecemos, puede resultar difícil lograr que nuestros padres nos vean como algo más que los niños que solíamos ser. ¡Viajar juntos es una oportunidad para conocernos como adultos!

A medida que exploren nuevas tierras y vivan nuevas experiencias, se conocerán de una manera diferente.

4. No es necesario que les cuentes historias de tus viajes una vez que llegues a casa.

Lo más probable es que tus padres estén esperando ansiosamente saber sobre todas las increíbles aventuras que tuviste mientras viajabas.

Al viajar con tu familia, ya no tendrás tus propias historias de viaje: ahora serán recuerdos compartidos. ¡Lo único mejor que contarles tus viajes es compartirlos!

5. ¡Puedes mimarlos como se merecen!

Personas mayores mirando el océano.

Al crecer, te dieron el mundo. ¡Ahora retribuya mostrándoles el mundo!

Cuando viajes con tus padres, puedes tomarte el tiempo para priorizar las cosas que ellos quieren ver y hacer y devolverles el apoyo que te han brindado durante años.

¡Puedes demostrarles que sus sueños de viaje son importantes para ti y convertirlos en realidad juntos!

Beneficios de viajar con tus hermanos

Tres personas conversan mientras contemplan una cadena montañosa.

Cuando se trata de tu familia, ¡nadie te conoce como tus hermanos! Al crecer juntos, se vieron en sus mejores y peores momentos. ¡Te conocen mejor que nadie!

¡Viajar juntos en familia puede ayudar a que el vínculo entre hermanos crezca como nunca antes a medida que ven nuevos lugares y experimentan cosas nuevas con sus hermanos a su lado! Incluso si no siempre están de acuerdo, es una manera perfecta de resolver sus diferencias y trabajar para crecer juntos.

1. Puedes viajar con la tranquilidad de saber que tienes a tu lado a alguien en quien puedes confiar.

Una de las mejores cosas de viajar con tus hermanos es que siempre tendrás a alguien en quien confiar. Pase lo que pase, ¡sabes que siempre te respaldarán!

Ya sea que te estés perdiendo en una ciudad extranjera o simplemente tengas un mal día, siempre es bueno saber que tienes a tus hermanos ahí contigo para ayudarte a resolver cualquier problema que surja en tu camino.

2. Aprenden cosas nuevas unos de otros (buenas y malas).

Tres personas aprendiendo cosas unas de otras.

Puedes aprender mucho sobre alguien viajando con él. Le muestra cómo reaccionan en situaciones desconocidas, cómo manejan el estrés y cómo les gusta pasar su tiempo libre.

Una vez que viaje con su familia y vea quiénes son sus hermanos fuera de las limitaciones de la vida diaria, aprenderá más sobre ellos de lo que esperaba. ¡No les guardes rencor si ocurre algo embarazoso en el camino!

3. Hacer un presupuesto es más fácil.

El dinero puede ser un tema delicado cuando se habla de presupuestos con sus amigos o su cónyuge. Con tus hermanos, puedes ser más sincero sobre el presupuesto sin juzgarlos e incluso molestarlos si no están haciendo todo lo posible.

4. Se mantienen a salvo unos a otros.

Paz, cariño. Paz.

Nadie está dispuesto a defenderte como lo están tus hermanos. Ya sea el hijo mayor, el más joven o el del medio, sentirán un sentido de responsabilidad mutuo que quizás no tengan cuando viajan con amigos o solos. Además, siempre tendrás a alguien pensando en tus mejores intereses para decirte cuando algo es una mala idea.

5. ¡Tendrás historias familiares para transmitir a tus hijos, nietos, sobrinas y sobrinos!

Un día, volverás a contar tus recuerdos de viaje a la próxima generación y recordarás los hermosos días que pasaste viajando por el mundo con tus hermanos.

Puedes contarles sobre la vez que su tío probó comida demasiado picante en otro país, o la vez que su madre voló a Europa y se olvidó de empacar una sola camisa. ¡Les encantará escuchar las historias y sus recuerdos vivirán durante otra generación!

¿Crees que estás listo para viajar con tu familia? ¿O seguirás viajando solo ?


Artículo anterior Tendencias de viajes para 2023: nuestras predicciones